Divorcio

En Venezuela de acuerdo con información presentada en el Instituto Nacional de Estadística, en 2003 hubo 20.077 divorcios, cuyas sentencias fueron en su mayoría por ruptura prolongada de la vida en común. 

No se muestra el por qué de la decisión de separarse, pero sí indican la duración de los matrimonios, 11.440 de estos divorcios fueron uniones con promedio de 5 a 14 años.

  • La probabilidad de divorcio durante los 10 primeros años del matrimonio para las mujeres que se casaron antes de cumplir 18 años es de un 48 %.
  • El estado de salud también importa a la hora de divorciarse, señala Rufus. Así, si a la mujer se le diagnostica una enfermedad de tipo terminal, la probabilidad de que su matrimonio se disuelva es seis veces mayor que si fuera el esposo el que se enferma.
  • Entre las premisas del divorcio figura también un factor curioso. Según el estudio, las personas que no salen con una sonrisa en sus fotos de la niñez tienen pocas oportunidades de crear un matrimonio sólido.

 

Consecuencias

 

  • Venezuela se encuentra en el primer lugar en América del Sur en materia de embarazos en adolescentes, asegura la asociación civil Pro salud. De cada 1.000 nacimientos, 98 corresponden a hijos de mujeres entre 15 y 19 años de edad (cifra de la Organización Panamericana de la Salud).
  • La Organización Mundial de la Salud calcula que en el país hay
  • aproximadamente 600.000 embarazos anuales, de los cuales 120.000 corresponden a niñas y jóvenes. 
  • El embarazo interrumpe los estudios: 2 de cada 5 adolescentes dejan la escuela como consecuencia del embarazo.
  • El 6.4% de las adolescentes encuestadas en la ENPOFAM había tenido un aborto.
  • En el caso de la mortalidad materna, las principales causas de muerte son: abortos (aunque no se conoce su cifra oficial por su carácter clandestino).
  • El fenómeno del padre ausente afecta a 54% de las “familias marginadas”, según Francisco Espert, presidente de FUNDA-ICI.
  • FUNDA-ICI informa que de los casi 1,6 millones de niños venezolanos que trabajan, 300.000 lo hacen en la economía formal, más de un millón en el sector informal y 200.000 en “actividades marginales” tales como el comercio de drogas y el hurto.
  • Amato (1994) realizó un estudio, resumiendo los efectos que se habían encontrado en los niños cuyos padres se habían divorciado y señala diferencias con los niños cuyos padres continúan juntos, encontrando en los niños de padres divorciados:
    • Baja considerable en el  rendimiento académico.
    • Problemas con su Autoestima
    • Dificultades para adaptarse a la sociedad
    • Dificultades emocionales como depresión, miedo, ansiedad,…
    • Problemas de conducta.
  • Wallerstein (1994) ha realizado el seguimiento de 131 niños durante 25 años y ha encontrado que estos efectos del divorcio en ellos no se limitaban al periodo de duración del divorcio, sino que trascendían a toda su vida. Otros estudios confirman esta afirmación (Sigle-Rushton, Hobcraft y Ciernan, 2005).